Fanfic·Opinion

¿Deberíamos cancelar a Hinana Ichikawa?

Hoy es un día amargo e incómodo para el mundo otaku. Creo que a estas alturas, todos hemos escuchado a lo largo de la mañana las desafortunadas declaraciones de Hinana en el nuevo evento de The Idolmaster: Shiny Colors, pero me siento en obligación de contextualizar el suceso desde una posición neutral. Repasemos el momento en cuestión en vídeo.

Como podemos ver, en una conversación casual con su productor, la idol de 283 Production Hinana Ichikawa tuvo un desliz que ha causado ira entre la comunidad de jugadores. Por desgracia no puedo leer la transcripción a pie de vídeo porque no sé japonés, pero no es difícil identificar sus palabras finales como “Kore nigga~”. El anglicismo nigga, como muchos sabéis, es un apelativo de pertenencia exclusiva al mundo afroamericano, y considerado una gran falta de respeto al salir de la boca de una persona de otra raza.

Esto ha provocado multitud de reacciones: hace unas horas se reportó que Michelle Obama habría sufrido convulsiones durante varios minutos al oír las declaraciones de la artista; y el rapero y candidato a la presidencia de los Estados Unidos Kanye West ha declarado que “el K-pop es una auténtica epidemia fuera de control” a la vez que alienta el boicot de los productos del país. Desde el ámbito español, el militante negro del partido ultraderechista VOX Bertrand Ndongo ha cargado duramente contra la adolescente alegando que “esa es la estrategia de China: primero te mandan un virus socialcomunista, después te insultan a la cara y finalmente vuelven a tus hijos maricones. Es su plan para acabar con Occidente”.

El director del videojuego, Youzou Sakagami, ha salido a los medios para negar la mayor, prometiendo no haber incluido lenguaje racista en su juego y calificando la polémica de “incomprensible”. Sin embargo, su mensaje sólo ha logrado caldear más los ánimos entre los internautas.

Como consecuencia, en distintas redes sociales hemos podido ver mensajes de acoso hacia la idol, bajo etiquetas como #CancelHinana o #HinanaIsOverParty, pidiendo al personaje que asuma su error y cese sus actividades como artista. Esto ha llevado a interesantes debates en el seno del movimiento, como hasta qué punto tiene sentido cancelar a un personaje de ficción, pero no han conseguido de momento acallar el clamor popular.

Siendo el periodista otaku que soy, mi ética profesional me obliga a informar con rigor, pero no a permanecer equidistante. La cultura de la cancelación es, a mi parecer, deshumanizadora y aberrante, llevando a sus víctimas a situaciones de estrés y depresión demoledoras. Y por supuesto, más allá de esto, siendo un seguidor acérrimo de Idolmaster y un hombre que se viste por los pies, es mi deber defender el honor de la afectada. Creo que todos cometemos errores formales que se alejan de la corrección política, pero esto no debería servir para socavar el trabajo de una chica tan mona como Hinana.

Soy una persona mestiza, y gracias a mi ascendencia negra tengo derecho de sangre a utilizar la palabra nigga sin que me lleve al ostracismo, por lo que para defenderla de estas acusaciones voy a transferir legalmente mis derechos sobre el uso del término a Hinana, invalidando todo ataque que le pueda venir desde ese frente. Adjunto el documento correspondiente, firmado ante notario, demostrando así la efectividad del acuerdo.

Productores del mundo, no me deis las gracias a mí. Dad las gracias al anime por hacerme así de dadivoso.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s